EL PARADIGMA DIGITAL VI

LA INNOVACIÓN El paradigma digital

EL PARADIGMA DIGITAL / SOCIEDAD Y EMPRESA / EL SERVICIO COMPLEMENTARIO / EL CLIENTE / EL EMPLEADO / INNOVACIÓN

Álvaro Pichó, Valencia (España) / alvaro@u-serexperience.com / 619832611

LA INNOVACIÓN

· INSPIRACIÓN: La innovación que parte de nosotros y La innovación que nos rodea ··· EXPLOTACIÓN VS EXPLORACIÓN ··· CONCLUSIÓN FINAL ·

Inspiración

Conforme uno se adentra en el paradigma digital va leyendo y escuchando incesantemente la necesidad de innovar, el mantra: “Hay que innovar, hay que innovar, hay que innovar…”

Pero tengo la sensación de que Innovar es un mensaje que queda basto y simplifica u oculta en exceso su complejidad.

Como digo al principio de este texto, mi intención es aportar ideas y provocar reflexiones aproximando conceptos, técnicas y hábitos al día a día de cada uno de nosotros.

Para aproximar la innovación, quiero reflexionarla como:

  1. Una innovación que parte de nosotros
  2. Otra innovación que nos rodea.

La innovación que parte de nosotros

Esa Innovación que parte de nosotros se puede deconstruir en grados y áreas:

Grados

GRADOS DE INNOVACIÓN: 1) adaptación o mejora, 2) evolución e 3) Innovación. Podríamos considerar la 1 y la 2 como incrementales, orgánicas o acumulativas, mientras que la 3 puede ser disruptiva.

Áreas

ÁREAS DE INNOVACIÓN: procesos; organización; diseño; gobernanza; toma de decisiones; finanzas; compra, venta y sus canales; comunicación interna, externa y sus canales; estrategia comercial; recursos humanos; empleados; relaciones con socios; relación con clientes; etc.

Toca apuntar que muchos estamos demasiado acostumbrados a innovaciones de solución final o de cliente final, y apuntando estos grados y áreas se señalan más posibilidades.

Queda claro que la innovación está tanto en el qué como en el cómo.

La innovación que nos rodea

La otra, la Innovación que nos rodea me atrevo a abordarla como aquello que es voluntario e implica acción, y como aquello que es involuntario que requiere reacción.

  1. Como voluntario me atrevo a llamarlo ‘evolución intencionada’
  2. Como involuntario lo llamo ‘cambios sobrevenidos’.
Evolución intencionada: voluntario (acción)

Lo que voy a decir es una perogrullada, y es que todo está en continua evolución y cambio.

En lo que nos concierne, empresas y trabajo, la continua evolución y cambio se da A) entre empresas, B) con el cliente y C) con la sociedad.

  1. Entre empresas: cualquier empresa y profesional está sumergido en un intercambio de fuerzas con su competencia directa e indirecta.
    A una empresa le pueden pasar 2 cosas, 1) que esta misma empresa evoluciona y mejora su posición, o 2) al revés, es la competencia la que evoluciona y le quita cuota de mercado o incluso es desplazada. Ante la 2ª situación –la competencia avanza-, obviamente esta empresa tiene que realizar su diagnóstico de la situación, marcarse unos objetivos y desarrollar una estrategia para alcanzar esos objetivos y recuperar o aumentar su cuota de mercado.
    Como las empresas se diferencian entre sí por su propuesta de valor, por precio o por una combinación de ambas, los objetivos marcados deberán estar alineados con su razón diferencial.
  2. Con el cliente: como ya he dicho a lo largo de este texto, el cliente ha cambiado y cambia constantemente, la cronología de los hechos, de manera simplificada, es que las personas empiezan a disfrutar de ciertas ventajas tecnológicas que sin quererlo le generan unas expectativas que pronto esperan de todas las demás empresas, así, aquellas empresas que entiendan esas expectativas y procuren con mayor o menor éxito atenderlas, tienden a llevarse al cliente.
  3. Con la sociedad: aunque es una reflexión demasiado próxima en el tiempo, y en contra del espíritu de este texto que es hablar de hechos consolidados y no previsiones ni supuestos ni ideales, hay una serie de síntomas que aunque tengan formas variadas conservan el mismo ímpetu o espíritu. Este ímpetu es una llamamiento a la responsabilidad social compartida ya sea con la forma de la sostenibilidad, del cuidado entre nosotros, de la reindustrialización de España, del consumo justo, de la transparencia, de la equidad…
    Por un lado viene un nuevo cliente que va a preferir aquellos productos y servicios con los que sepa y sienta que contribuye a una mejor sociedad.
    Y por otro lado, debido sobre todo a la pandemia, somos mucho más conscientes de como los actos de los demás nos afectan y recíprocamente, somos más conscientes de como nuestros actos afectan a los demás.
    Antes ya era así, mis decisiones y mis actos afectaban a los demás, pero ahora tanto afectan más como somos más conscientes de ello.
Cambios sobrevenidos: involuntario (reacción)

Si por evolución entendemos que son cambios positivos y voluntarios, los cambios sobrevenidos son también cambios, no exactamente negativos pero sí incómodos e involuntarios.

Estos cambios sobrevenidos son una llamada más o menos urgente a la adaptación, mejora, evolución y/o innovación.

Conclusión a Inspiración

Y con esto cierro el círculo: ya sea por mejorar nosotros ya sea por adaptarnos, todo pasa por grados y áreas de innovación.

EXPLOTACIÓN vs EXPLORACIÓN

Otro aspecto importante a tener en cuenta y que desarma la predisposición innovadora en nosotros, es dedicarnos solo a la operatividad del día a día.

Si con el desmenuzamiento anterior, quizá he conseguido poner un poco más en valor la innovación, todo empieza por destinar parte de nuestro tiempo también a la exploración de forma sistemática. Explorar que movimientos hace la competencia, que novedades tecnológicas se estrenan o consolidan, cómo cambian los clientes y sus valores, qué nuevas realidades obvias y no tan obvias nos rodean, etc.

Yo sinceramente soy de la opinión que a España en general, con excepciones claro, le falta un puntito innovador, permítanme contar un par de experiencias personales:

INVERSORES

En unas conferencias en torno al mundo startup, cuando le tocó el turno a la mesa redonda de los inversores, plantee la siguiente pregunta:

– Si a ustedes les hubieran presentado el proyecto de Twitter, ¿hubieran visto el potencial y habrían invertido en el?

Las preguntas las hacíamos con un hastag en twitter, y creo recordar que fue el moderador el que dijo “A esta pregunta quiero responder yo”.

Dijo, por un lado, que el embrión de Twitter era un pequeño planteamiento entre unas decenas, algo así como poco más que un párrafo en un plan de negocio. Pero cuando retrató la idiosincrasia de este país, España, fue cuando más o menos dijo:

– En España los inversores quieren retorno a partir del año, y con Twitter aún no acaban de dar con la tecla de la monetización.

Parafraseando lo que comentó, dijo que en Estados Unidos, según su mentalidad y su capacidad económica, pueden permitirse tirar dinero durante años hasta ganar dinero con algo cambia el mundo, hasta dar con la tecla de la monetización.

Estoy hablando del año 2014.

INDUSTRIALES

Cuando traté de empezar como diseñador industrial en el tejido empresarial valenciano allá por el año 2000, era joven e inconvenientemente arrogante. Recuerdo una entrevista con unos empresarios del mueble que me dicen:

– Queremos hacer algo que nadie esté haciendo.

– Fantástico -les dije- hagamos entonces muebles con tablero fenólico, que es un material fino y muy fuerte con el que se pueden hacer muebles muy livianos… porque un cajón siempre va a ser un caja de 5 caras y la innovación vendrá por el uso de materiales, como hace PiFerrer con cajones de aluminio…

– Pero Álvaro –respondieron- si ahora lo que se vende es mueble grueso con espesores de 4 centímetros…

– ¿Pero ustedes no me han dicho que quieren hacer algo que nadie hace…?

No me volvieron a llamar.

ESCUELA DE BELLAS ARTES

Ya para el final de los estudios, no recuerdo bien si 4º o 5º, un profesor nos pidió que contáramos cada uno nuestra forma de trabajar, como creábamos nuestras obras o ejercicios de clase.

Yo por esa época no me limitaba a hacer los ejercicios de las asignaturas sino que estaba creando una línea de trabajo propio de bajorelieves sobre tablero de madera industrial MDF, que después de mecanizar y lijar, pintaba de blanco.

Contesté que yo le daba importancia a las pequeñas ideas, que una ocurrencia o una inspiración pequeña era suficiente para hacer un bajorrelieve, que no buscaba la gran obra…

Hoy pienso que la gran obra, será si acaso una suma de pequeñas obras, pero eso es otro tema.

Conclusión a Explotación vs. Exploración

Y con esto cierro el círculo.

  • Trabajar con pequeñas ideas es una metodología perfectamente alineada con la metodología LEAN del Mínimo Producto Viable, es la vía de salvación para innovar en este incierto mundo de permanentes cambios y es, también, la vía de salvación para dominar la aversión al riesgo. Es decir, poco a poco, sin grandísimas inversiones y con posibilidad de cambiar: “Done is better than perfect” y la “Good enough revolution”.
  • Si seguimos con las comparaciones con el mundo del arte, la historia del arte es la historia de una continuidad, unos artistas se inspiran en otros. Desde esta perspectiva, Innovar no es exactamente inventar algo desde cero, tiene también su propia continuidad, así innovar es coger algo que ya existe, mejorarlo, combinarlo y cambiar su experiencia.
  • Dicho de otro modo, todo lo que hoy disfrutamos por muy avanzado que sea viene de algo más rudimentario: desde los efectos especiales de Georges Méliès hasta Star Wars, desde las conexiones en directo de las televisiones hasta las videoconferencias por Zoom.

El apego que tenemos a las cosas que hacemos y como las hacemos nos limitan. En este texto se ha hablado que ya no se compran productos ni se contratan servicios, se adquieren soluciones.

Está estudiado que hay un patrón en las empresas que crecen sin parar, este patrón se basa en que su visión va más allá de su producto, el apego se lo tienen a su misión y a su visión, a su porqué y a su para qué, lo demás es accesorio y perecedero.

EL PARADIGMA DIGITAL / SOCIEDAD Y EMPRESA / EL SERVICIO COMPLEMENTARIO / EL CLIENTE / EL EMPLEADO / INNOVACIÓN

CONCLUSIÓN FINAL

Hasta aquí una visión un poco personalizada del paradigma digital.

A partir de aquí ya se puede entrar en profundidad en el área que se necesite.

Obviamente la transformación digital es mucho más amplia. No he hablado de metodologías Agile como el Scrum o Kanban. Tampoco he hablado de diferentes soluciones de ERP (Enterprise Resource Planning), CRM (Customer Relationship Management) ni de los nuevos trabajadores como el iWorker o el Knowmad.

Seguramente la mejor manera de empezar a aplicar parte de lo que aquí se ha dicho sea con el Design Thinking.

Espero y deseo que este texto contribuya aunque sea un poco a un cambio de mentalidad beneficioso y nada precipitado.

Muchas gracias, un saludo.

Álvaro Pichó Torres

Álvaro Pichó, Valencia / alvaro@u-serexperience.com  /  619 832 611

2 + 11 =

Share This